March, 2016

now browsing by month

 

Las Múltiples Opciones de Visa en Los EEUU

La mayoría de la gente no saben de la multitud de opciones de inmigrar a los Estados Unidos. En general, hay opciones para profesionales (personas con título universitario y una oferta de trabajo), personas de habilidades extraordinarias (personas con premios, etc. en su área de experiencia), gerentes/ejecutivos internacionales, e inversionistas. Abajo destaco tres opciones de inmigración en las categorías de gerente internacional e inversionista.

Visa L-1A y Luego Residencia Permanente

Primero es la visa L-1A, la cual es una visa para “gerentes o ejecutivos internacionales”, o sea, un gerente o ejecutivo que se transfiere de un filial en el extranjero a una empresa afiliada en los EEUU. En general, las dos empresas tienen el mismo dueño (o grupo de propietarios) o la empresa en el extranjero es dueña de la empresa en los EEUU.

El solicitante tiene que tener un puesto gerencial o ejecutivo planeado en los EEUU, y tiene que haber ejercido como gerente o ejecutivo en uno de los últimos 3 años antes de entrar a los EEUU. Si la empresa en los EEUU es nueva, por lo general hay que tener al menos 2-3 empleados a tiempo completo en los EEUU después del primer año. El idea es que la empresa tendría al menos 8-12 empleados dentro de 3 a 5 años.

Se puede pedir un total de 7 años con la visa L-1A. Después se puede solicitar la residencia bajo la categoría EB-1-C que básicamente tiene los mismos requisitos que la visa L-1A. También cabe mencionar que el filial en el extranjero debe tener al menos 5-8 empleados actualmente, como mínimo.

Visa E-1/2 – Opción Inversionista No-Inmigrante

La visa de inversionista (visa E) es para inversionistas (o sus empleados que son ejecutivos/gerentes y empleados esenciales) que crean una empresa en los EEUU que hace comercio con el país de origen del solicitante (E-1) o inversiones en los EEUU (E-2). La visa E no requiere una empresa afiliada en el extranjero.

En general, el solicitante es también accionista de la compañía en los EEUU por lo menos 50% de la propiedad de la empresa. Pero lo necesario es que 50% de la compañía sea propiedad de personas del mismo país que el solicitante.

La inversión en los EEUU tiene que ser “sustancial”, pero no hay un nivel concreto. Puede ser una inversión de US$100,000 o más que un millón de dólares americanos. Realmente, depende del requerimiento de la inversión.

Los requerimientos de creación de empleo no son tan estrictos como la visa L-1A, pero dentro de un año es recomendable tener un plan de empleo al menos 1-2 empleados. Y hay ciertos escenarios donde se puede solicitar la visa E-2 sin empleados planeados.

La visa E se puede renovar siempre y cuando la empresa esté operando en los EEUU (no tiene un límite de 7 años como la visa L-1A), pero no hay un camino directo a la residencia estadounidense como para la visa L-1A. También cabe mencionar que el solicitante tiene que tener ciudadanía de un país en esta lista: http://travel.state.gov/content/visas/english/fees/treaty.html.

EB-5 – Opción Inversionista Inmigrante

La visa EB-5 es una visa inmigrante (residencia permanente, o green card) para inversores. El inversor bajo esta categoría tiene que invertir US$1,000,000 en una empresa constituida en los EEUU que genera 10 empleos (tiempo completo) dentro de dos años. El monto requerido de la inversión baja a $500,000 si la empresa se ubica en una ciudad rural o en una región de alto desempleo (150% del promedio nacional).

Hay dos tipos de solicitudes EB-5: directo y centro regional. Solicitudes directos es cuando la inversionista invierte en su propia empresa. Solicitudes de centro regionales implica que la inversionista invierte en una empresa tercera que tiene una pre-aprobación del gobierno estadounidense de que cada inversión de $500,000 creará 10 empleos dentro de dos años.

El beneficio de hacer una solicitud EB-5 es que el solicitante no tiene que tener una nacionalidad específica. Tampoco hay que haber ejercido como “gerente” en un filial, o tener un porcentaje especifico de las acciones. Y no hay que gestionar la empresa en una forma cotidiana.

El proceso, sea directo o tras un centro regional, dura entre 1 y 2 años. Luego dos años después hay que probar que de verdad hicieron los 10 empleos.

================

La visa correcta depende entonces en las metas de la inversionista y su experiencia laboral. No hay una opción “mejor” para todos. Todo depende en ti y en entender bien las múltiples opciones de visa en los EEUU.